El Estado Libre de Baviera es una de las regiones más prósperas de Alemania, por lo que sus habitantes suelen gozar de un nivel de vida muy alto. Sin embargo, no tiene por qué resultar una región especialmente cara para el turista medio. Hay mucho que ver en Baviera, y organizando el viaje con tiempo encontrarás vuelos y alojamientos a buen precio (no como en Dinamarca o Noruega, ¡que todo siempre es carísimo!)

Qué ver en Baviera, Núremberg

¡Bienvenidos a Baviera! Una región llena de pueblos con encanto y lugares de cuento.

En Baviera hay multitud de destinos que merecen la pena y además el sistema de transportes es excelente, tanto si vas en coche privado (algunas carreteras son tan buenas que no tienen ni límite de veolocidad) como en transporte público. Viajar en tren no resulta nada caro, siempre y cuando sepas cómo hacerlo. ¡Sigue leyendo!


El Bayern-Ticket: la mejor manera para moverse en tren por Baviera

El Bayern Ticket es un billete de 25€ de un día que permite múltiples viajes en tren por todo el estado de Baviera. Lo mejor es que por unos pocos euros más puedes ir sumando pasajeros, hasta un máximo de 5. Estos billetes se pueden comprar fácilmente en cualquier máquina de las estaciones de tren. En la web oficial de DB BAHN tienes toda la info, pero en cualquier caso dejo aquí un cuadro resumen con los precios:

Bayern Ticket: precios 2018
Nº pasajeros 2ª Clase 1ª Clase
1 pasajero 25€ 37,50€
2 pasajeros 31€ 56€
3 pasajeros 37€ 74,50€
4 pasajeros 43€ 93€
5 pasajeros 49€ 111,50€

Los billetes de segunda clase son más que suficientes, ya que los trenes son cómodos y modernos. ¡Como verás los precios están muy bien!

Si vas a pasar varios días por la región, mi consejo es que te alojes al menos en estas dos ciudades:

  • Múnich: la gran capital del estado. Tiene aeropuerto internacional y desde ella tienes fácil acceso a todo el sur de Baviera, como los castillos, la región de los 5 lagos o los alpes bávaros. Puedes incluso plantearte una excursión de 1 día a Salzburgo, en la vecina Austria (¡merece mucho la pena!).
  • Núremberg: la otra gran ciudad de Baviera. Situada más al norte, desde ella puedes llegar a destinos tan populares como Bamberg, Rothenburg ob der Tauber o Wurzburgo.

Qué ver en Baviera, una combinación perfecta entre naturaleza, ocio y cultura

Castillo de Hohenschwangau, Baviera

Los preciosos lagos de Alpsee y Schwansee, en Hohenschwangau (sur de Baviera)

Baviera es el estado federado más grande de todos los que conforman el país germano, y como tal tiene numerosos destinos interesantes para visitar. El sur del estado es perfecto para los amantes de la naturaleza, los valles y los paisajes verdes en general. Nosotros fuimos en verano y estaba precioso, pero cualquier época del año es buena para hacer una visita (¡en invierno los paisajes nevados son espectaculares!).



Además de Múnich, la cosmopolita capital, entre la región de los cinco lagos y los alpes bávaros hay un montón de pueblos encantadores, como Oberammergau. Es por tanto una zona ideal para marcarse una ruta en coche de varios días. Además, por esta zona se encuentran los castillos de Baviera más importantes, como el famosísimo Neuschwanstein.

Altes Rathaus, Bamberg

La ciudad de Bamberg, uno de los muchos lugares que hay que ver en Baviera.

En la parte norte de Baviera se localiza la antigua región de Franconia. Con una cultura y dialecto propios, en esta zona podemos encontrarnos con algunas de las ciudades y pueblos medievales más bonitos de Alemania. Algunos de ellos, como Rothenburg ob der Tauber, han tenido la suerte de llegar prácticamente intactos hasta nuestros días.

Otras ciudades, como Wurzburgo o Núremberg, no corrieron tanta suerte ya que fueron asoladas durante la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente, los alemanes han sabido reconstruirlas y devolverles gran parte de su anterior encanto. Así, muchos de los palacios, iglesias, y monumentos más importantes se mantienen hoy en pie casi como el primer día.

Estas son algunas de las excursiones más populares por la región de Baviera. Las puedes reservar directamente a través de GetYourGuide. Eso sí, te recomiendo que compruebes los idiomas en los que se ofrece cada una de ellas:

La ciudad de Nuremberg y su restaurado casco antiguo

Centro histórico de Núremberg

Vista del centro histórico desde el Castillo de Nuremberg.

La ciudad de Núremberg es mundialmente recordada porque en ella tuvieron lugar los famosos juicios a dirigentes nazis, una vez acabada la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, es además una de las ciudades más bonitas de Baviera, y solo hace falta pasear un poco por las calles del casco histórico para darse cuenta de ello. A pesar de ser arrasada tras la guerra, los alemanes reconstruyeron muchos de sus edificios y calles manteniendo el estilo original. Se llegó incluso a reciclar parte de los materiales dañados por los incendios, de ahí el color tostado de muchos de los muros y edificios.

Weinstadel, Núremberg

El río Pegnitz a su paso por la ciudad antigua, una de las postales más famosas de Núremberg.

Son muchas las cosas que se pueden ver en Nuremberg, pero destacan especialmente su fortaleza o castillo y su trío de iglesias góticas, muy especialmente San Lorenzo, que no es una catedral pero como si lo fuera, porque es espectacular. El mercadillo navideño o Christkindlesmarkt es también muy popular, pero como fuimos en verano no tuvimos oportunidad de verlo. ¡Una excusa más para volver a esta hermosa ciudad!

Castillo fortaleza de Núremberg

El Castillo de Núremberg domina toda la ciudad y es una de las visitas obligadas. 

Dónde alojarse en Nuremberg

Por comodidad y situación, cualquiera de los hoteles en la zona sur del casco antiguo son una muy buena elección. Se encuentran muy cerca de todo lo que hay que ver en Núremberg, y además están a tiro de piedra de la estación central de trenes. De este modo te puedes desplazar fácilmente a cualquier otra ciudad de la región.

Nosotros concretamente nos alojamos en el Melter Hotel & Apartments, y la verdad que lo recomenaría tanto por ubicación como por la habitación en sí (y además los empleados eran muy majos). En cualquier caso, te dejo aquí una selección con las últimas ofertas de Booking para esta hermosa ciudad:

Booking.com

Rothenburg ob der Tauber, uno de los pueblos más bonitos de Alemania.

Rothenburg ob der Tauber, Baviera

Este pequeño pueblo apenas cuenta con 10.000 habitantes, pero es uno de los imprescindibles de Baviera.

A tan solo 80 km de Núremberg se encuentra esta pequeña aldea de cuento de hadas, sin duda uno de destinos top de Baviera. Lo malo es que casi siempre está abarrotada de turistas, como suele pasar con estos sitios tan bonitos.

Un consejo: si quieres tomar fotos sin masas de gente llenando las calles, es mejor esperar a última hora de la tarde. Cuando estuvimos nosotros en verano, a eso de las 7 ya no había casi gente andando por las calles. ¡Una gozada!

Los pueblos más bonitos de Alemania

En Rothenburg ob der Tauber te puedes encontrar lugares como este al doblar cualquier esquina.

Una de las mejores cosas que se puede hacer en Rothenburg ob der Tauber es dar un paseo por la muralla cubierta medieval y disfrutar de las vistas de la ciudad. Otros puntos de interés son la plaza del ayuntamiento Marktpltz, la iglesia de San Jacobo o los jardines del antiguo castillo. Pero en general vayas donde vayas, te encontrarás casas bonitas 🙂

Muralla de Rothenburg ob der Tauber

Una casa típica de Rothenburg, con la muralla medieval a la derecha. 

Cómo llegar a Rothenburg ob der Tauber.

A pesar de estar tan cerca, desde Núremberg no hay un tren directo a Rothenburg, porque al fin y al cabo es un pueblo bastante pequeño. Para llegar hay que hacer un doble transbordo, pasando por Ansbach y Steinach. Puede parecer un poco rollo, pero no se tarda mucho y con el Bayern-Ticket tienes cubierta tanto la ida como la vuelta. Recomiendo instalarse la app oficial DB Navigator para consultar todos los horarios de los trenes 🙂

Si vas desde Múnich el trayecto en tren se puede hacer muy pesado. Por ello lo mejor es contratar una excursión organizada como esta, en la que verás además otros destinos de la llamada Ruta Romántica.

Wurzburgo, el comienzo de la famosa “Ruta Romántica” de Alemania

Palacio Residencia de Wurzburgo

El magnífico Palacio Residencia de Wurzburgo

Wurzburgo, la capital de la Baja Franconia, es una ciudad un tanto ecléctica. Tal y como pasó con Núremberg, el 90% de la ciudad fue destruida en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Alguno de los monumentos más importantes han sido totalmente restuarados, como la Residencia de Wurzburgo (Würzburger Residenz), un gran palacio barroco declarado Patromonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981.

Fortaleza de Marienberg, Wurzburgo

La fortaleza de Marienberg se alza majestuosa sobre el río Meno.

Wurzbugo suele marcar el comienzo de la denominada “Ruta Romántica”, un recorrido por algunos de los lugares más bonitos de Baviera, entre los que se incluyen el ya mencionado Rothenburg ob der Tauber o el propio castillo de Neuschwanstein. Sin embargo, hay que recalcar que esto no fue más que un invento de los años 50, ideado por algunas agencias de viajes alemanas para promover el turismo por la zona. En cualquier caso, es innegable que muchos de los destinos de la ruta son dignos de ser visitados.

Iglesia Maria Chappell en Marktplatz, Wurzburgo

La original iglesia de Maria Chappell, en la animada Marktplatz.

En algún sitio he leido que a Wurzburgo a veces se la considera la “Praga pobre”, por compartir monumentos similares (un puente famoso, un castillo, catedral, etc…) pero sin ser la mitad de bella que la capital checa. Es cierto que no es tan bonita como Praga, ¿pero cúantas ciudades lo son?. Wurzburgo por sí sola tiene bastantes cosas interesantes y resulta ideal para excursión de un día, desde Nuremberg por ejemplo. Nosotros lo que hicimos fue combinar una visita a Wurzburgo por la mañana y Rothenburg ob der Tauber por la tarde. ¡Muy recomendable!

Cómo llegar a Wurzburgo.

Muy fácil: hay un tren directo desde Núremberg que apenas tarda 1 hora en realizar el trayecto. Desde Múnich en cambio la cosa se alarga bastante, llegando a tardar casi 3 horas.

La ciudad de Bamberg y su ayuntamiento sobre el río

Antiguo Ayuntamiento de Bamberg

El Altes Rathaus de Bamberg, una maravilla en todos los sentidos. 

Bamberg es una ciudad de tamaño medio situada al norte de Núremberg. Es conocida sobre todo por su antiguo ayuntamiento (Altes Rathaus), situado en una pequeña isla en medio del río Regnitz. El edificio en sí es una pasada y merece ser contemplado desde sus cuatro costados.

Catedral de Bamberg, Baviera

La imponente Catedral de Bamberg, del siglo XIII

Sin embargo, la ciudad tiene mucho más que ofrecer. La Catedral de Bamberg, por ejemplo, es uno de los edificios más importantes del norte de Baviera. La catedral data del siglo XIII y es de estilo románico tardío. En su interior alberga la famosa tumba de Enrique II, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (admito que siempre me ha encantado este nombre).

Alte Hofhaltung, Bamberg

Una parte importante de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Cómo llegar a Bamberg.

Hay una línea directa de tren desde Núremberg que tarda solo unos 40 minutos en realizar el recorrido. Una vez más, recomiendo el Bayern-Ticket, que cubre la ida y la vuelta. Tienes mucha más  info sobre esta bonita ciudad en nuestro post sobre Bamberg.

Múnich, la flamante capital de Baviera.

Nuevo Ayuntamiento de Múnich

El espectacular edificio del Nuevo Ayuntamiento de Múnich.

Dejamos ya el norte de Baviera y nos encaminamos a Múnich, la tercera ciudad más grande de Alemania (solo superada por Berlín y Hamburgo). Como tal, la oferta cultural y de ocio que tiene la ciudad es enorme. Por este motivo no es mala idea dedicarle a Múnich al menos dos o tres días, para así disfrutar con calma de todo lo que puede llegar a ofrecer.

Palacio Residenz de Múnich, Antiquarium

La sala del Antiquarium, en la Residenz de Múnich. 

Aunque también sufrió daños en la Segunda Guerra Mundial, la cantidad de monumentos y lugares importantes de los que se puede disfrutar hoy en día es impresionante. Destacan sobre todo la Resindenz de Múnich y el edificio del Nuevo Ayuntamiento, junto a Marienplatz. Entre las iglesias, me quedo sin lugar a dudas con la Theatinerkirche y Asamkirche, ambas espectaculares y en mi opinión mucho más bonitas que la catedral (que francamente, aunque altísima es bastante sosa). Y es que Múnich tiene tantas cosas para ver que tendré que dedicarle una entrada aparte 🙂

Múnich, Altes Rathaus

El Antiguo Ayuntamiento y la animada plaza de Marienplatz. 

Dónde alojarse en Múnich.

Recomendamos cualquiera de los hoteles cerca de la estación central de Múnich. La oferta es amplia y lo mejor es que estás a solo 5 minutos andando del centro histórico. Además, teniendo la estación al lado puedes desplazarte fácilmente a cualquier lugar. Por último, muchas de las excursiones organizadas en autobús a lugares como Neuschwanstein salen también desde esta zona.



Nosotros en concreto nos alojamos en el King’s Hotel CityStay y la verdad que estuvo bastante bien, ¡las habitaciones son enormes!

El castillo de Neuschwanstein, el más famoso de los castillos de Baviera

Castillo de Neuschwanstein, Baviera

La mejor vista del castillo, desde el puente mirador Marienbrücke.

El popular castillo de Neuschwanstein se encuentra a los pies de los Alpes Bávaros, muy cerquita ya de la frontera con Austria. Luis II de Baviera eligió muy bien la ubicación de su castillo, porque la verdad que el entorno es envidiable. La pequeña villa cerca del castillo se llama Hohenschwangau (me declaro incapaz de pronunciarlo).

Castillos del Rey Loco, Baviera

Desde los balcones del castillo hay una panóramica sensacional.

Por dentro el castillo en sí es muy curioso. Por momentos puede tiener cierto tufillo a parque temático, ya que es ostentoso, excéntrico y además relativamente moderno (se terminó muy a finales del siglo XIX). En cualquier caso, visitarlo merece mucho la pena, aunque solo sea por disfrutar de la extravagante decoración que escogió Luis II (mención especial para la sala del trono, de aspecto bizantino). Lo malo es que no dejan sacar fotos del interior, lo cual desgraciadamente es práctica común en los castillos y palacios de Baviera.

Castillo de Hohenschwangau, Baviera

El Castillo de Hohenschwangau, muy cerquita de Neuschwanstein.

Justo en frente de Neuschwanstein se encuentra otro castillo bastante chulo al que le hemos dedicado otro post, Hohenschwangau (sí, se llama igual que el pueblo). De color amarillo, es de estilo totalmente diferente al anterior. Si dispones de tiempo te recomiendo que también te acerques a visitarlo, aunque solo sea para disfrutar de sus jardines y de las vistas del lago Alpsee.

Cómo llegar al castillo de Neuschwanstein desde Múnich.

En Hohenschwangau no hay estación de tren, por lo que la única opción desde Múnich es ir hasta la cercana ciudad de Füssen y ahi coger un bus. Esto puede llevar casi 3 horas, por lo que mucha gente a menudo prefiere contratar una excursión organizada, en la que te llevan y traen en autobús. Mucho más cómodo, pero también más caro.

Oberammergau y sus preciosas casas pintadas

Oberammergau, Baviera

Una casa típica de Oberammergau

La pequeña villa de Oberammergau es famosa por sus tradicionales tallas de madera, con las que hacen estupendos relojes de cuco y todo tipo de figuras. Además, los habitantes suelen decorar sus casas con frescos llamativos, a menudo con motivos bávaros, religiosos o incluso de cuento de hadas. La verdad que muchas casas son casi de postal y te puedes pasar una tarde bastante amena fotografiándolas.

Iglesia de Oberammergau, Baviera

El interior de la iglesia de Oberammergau. Bonita, ¿no?

Oberammergau es también famosa por su intensa escenificación de la Pasión de Cristo. Solo la llevan a cabo cada 10 años, y prácticamente todo el pueblo participa. Con una tradición de casi 400 años, la próxima representación está prevista para el año 2020.

Oberammergau, Bavaria

En Oberammergau el ritmo de vida es siempre más relajado. 

A continuación te dejo un pequeño vídeo que he editado sobre este bonito pueblo, así como del palacio Linderhof, del cual te hablo a continuación.

En nuestro canal de youtube encontrarás más vídeos como este sobre Baviera y otros destinos

Cómo llegar a Oberammergau desde Múnich.

Es bastante rollo llegar a Oberammargau en transporte público, pero totalmente posible aunque lleve su tiempo (2-3 horas). A menudo se recomienda alquilar un coche (solo 1 hora de trayecto) o bien contratar una excursión organizada, la cual suele incluir además el Palacio Linderhof.


El Palacio Linderhof, el otro capricho de Luis II de Baviera

Palacio Linderhof, Baviera

El pequeño Linderhof se ubica en un precioso valle, no muy lejos de Oberammergau

Linderhof es otro de los palacios que mandó construir Luis II de Baviera, popularmente conocido como el Rey Loco. Mucho más pequeño en tamaño que Neuschwanstein, lo más llamativo del lugar son sin duda los jardines y pequeños pabellones del entorno. De nuevo el paisaje es espectacular, entre montañas y valles con bosques verdes.

Si vas pillado de tiempo, puedes encontrar excursiones organizadas como esta, que te permitirán ver en un mismo día el palacio Linderfof y el castillo de Neuschwanstein.

Jardines del Palacio Linderhof, Baviera

Uno de los parterres de flores del palacio.

El palacio por dentro es bastante bonito, aunque se ve en apenas 20-30 minutos. De entre los pabellones y monumentos de alrededor, la más popular es la Gruta de Venus, una pequeña cueva de fantasía que por desgracia está siendo sometida a unos intensos trabajos de restauración. Según ponen en la web oficial, no volverán a abrirla hasta finales de 2022 🙁

Linderhof Palace, Bavaria

Vista frontal del palacio Linderhof, con las fuentes en primer plano.

Hasta aquí mis entrada dedicada a Baviera. Me hubiera gustado tener tiempo para visitar otros lugares destacados, como Ratisbona, Augsburgo o el Palacio de Herrenchiemsee. Pero bueno, quizás en otra ocasión :).  Por cierto, si te gusta el turismo medieval y los castillos europeos, quizás te interese leer esta entrada sobre Cesky Krumlov, el pueblo más bonito de la República Checa.

Turismo en Baviera: los destinos y pueblos más bonitos de Alemania
4.3 (86.67%) 3 votes

Nacho Boza

Nacho Boza

Nacho Boza, arquitecto reconvertido al marketing digital. Mi dos pasiones son viajar y la cultura japonesa.

Dejar un comentario